domingo, 20 de mayo de 2007

DIARIO LA MAÑANA DE 25 DE MAYO

Dijo Gorga ante la amplia convocatoria policial para el operativo UNLP

"El número de efectivos fue evaluado de acuerdo a la necesidad del servicio"

Según supo La Mañana entre horas cores, viáticos, alimento y combustible, el gobierno de la provincia de Buenos Aires abonó cerca de 100.000 pesos para llevar adelante este operativo.


Tras la asamblea de la Universidad Nacional de La Plata en 25 de Mayo, el Jefe del operativo de seguridad, Inspector Daniel Gorga, analizó el accionar policial que le costó cerca de 100.000 pesos a la provincia de Buenos Aires
El Jefe de la policía Distrital de 25 de Mayo, informó que "el lunes por la tarde, cerca de las 18, tomamos conocimiento a través del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires que la asamblea para elegir al rector de la Universidad Nacional de La Plata se realizaría en esta ciudad, por disposición de los decanos que componen esta casa de altos estudios".
"Paralelamente se nos informó que se había requerido un servicio de seguridad para que la asamblea se lleve adelante el miércoles en instalaciones que la UNLP tiene dentro de 25 de Mayo. En base a eso se diagramó un servicio de seguridad que fue enviado al Ministerio de Seguridad y el martes bajó el Superintendente de Coordinación de Seguridad Operativa, Daniel Rago, quien ultimó los detalles del servicio que empezó a funcionar desde el martes a las 18", dijo el uniformado.
Según Gorga "este dispositivo de seguridad estaba compuesto por 250 efectivos, de los cuales 100 eran de infantería, 20 de policía montada, inteligencia, custodia traslado de detenidos y policía de seguridad que componen las distintas dependencias de las Departamental 25 de Mayo".
El servicio "era sólo preventivo a efectos de resguardar la integridad física de los asambleístas y brindar seguridad a Valdés, Inchausti y productores agropecuarios de la zona. Para esto a lo largo de 45 kilómetros se instaló un servicio de seguridad que se inició en el Acceso Arturo Illia y Camino al Sur, y terminó en la Escuela Inchausti", comentó.
"Poco a poco, y durante toda la noche del martes y madrugada del miércoles, fueron llegando más de 120 asambleístas que se instalaron en Inchausti y a las 5 de la mañana autoridades de la UNLP tomaron la decisión de cambiar el lugar donde se desarrollaría la asamblea y viajaron a Santa Ursula, una estancia que pertenece a la Universidad, pero en ese lugar no se requirió presencia policial", señaló.
Comentó que "a las 8 de la mañana comenzó la asamblea y cerca de las 8.30 llegó un micro con manifestantes opositores, grupos de izquierda y estudiantes de La Plata, quienes no estaban informados del cambio de lugar de la asamblea, pero cuando quisieron llegar la reunión había finalizado y decidieron viajar a 25 de Mayo", indicó Gorga. Una vez en el centro de la ciudad "realizaron una manifestación en la plaza Mitre y en algunas calles de la ciudad y se retiraron. No hemos tenido que lamentar incidentes", dijo.

¿No fue exagerada la convocatoria policial para éste operativo?
Nosotros no colocamos vigilancia policial en Santa Ursula, pero sí en los caminos perimetrales del lugar. El número de efectivos fue evaluado de acuerdo a la necesidad del servicio, porque el sábado pasado unos 400 manifestantes impidieron que se lleve adelante la asamblea en La Plata. Nosotros manejábamos la información que desde la Federación Universitaria se habían contratado 10 micros para que los manifestantes se trasladen hacia 25 de Mayo. En base a eso se trabajó con ese número de efectivos policiales.

¿Por qué la mayoría de los policías estaban en Valdés?
Se dispuso un operativo preventivo con gente que estaba en puestos específicos, pero para el evento teníamos en reserva personal de infantería y caballería a los efectos de actuar, pero eso no fue necesario. Caballería estuvo gran parte de la noche en la puerta del instituto Inchausti y luego fueron relevados a Valdés.

¿Cree que fue necesario el gasto de dinero para este operativo?
No puedo responder esa pregunta. Seguramente fue un servicio costoso para la provincia pero la Universidad de La Plata es la segunda en el país, con 95 mil alumnos. Dentro de la estructura de la provincia de Buenos Aires tiene una importancia relativa para que el Gobierno tome medidas necesarias y se pueda elegir a su rector.